sábado, 14 de febrero de 2009

Obamania

Este post lo tenía pendiente desde hace ya casi un mes. El tema igual y ya hasta pasó de moda. Pero bueno. Resulta que, por coincidencias de la vida, me tocó estar en Estados Unidos el día de la “Inauguración” de Barack Obama.

Y pues me sorprendió bastante que, aparentemente, fue todo un suceso. Durante todo el tiempo que estuve por allá, el país entero estaba envuelto en una declarada Obamania. En la tele vendían la “moneda conmemorativa de Obama”, “sea poseedor de una pieza de la historia” decía el hombre del anuncio. En las tiendas se vendían camisetas y gorras de Obama. Las librerías tenían todas un estante completo con libros sobre el nuevo presidente. Sin falla alguna, todos los días que estuve yo en Estados Unidos, el periódico traía en primera plana alguna historia sobre Obama.



Y el día de la inauguración ni se diga. Todas las actividades se paralizaron por completo durante todo el transcurso del discurso. Huéspedes y empleados del hotel, todos por igual prendidos de la televisión, atentos escuchando las palabras de Obama.

La experiencia en general me recordaba un poco a cuando Fox ganó las elecciones en el 2000, pero aún mucho más exagerado. Las ilusiones y esperanzas de toda la población por las nubes.

Y bueno, toda la vendimia en realidad no me extraña demasiado, los gringos se pintan solos para aprovechar cualquier oportunidad y hacer negocio de lo que puedan. Sin embargo, de todos modos, toda esta atención al nuevo presidente me pareció excesiva. Estoy de acuerdo que es definitivamente un evento importante, y seguramente significativo en la historia no sólo de los Estados Unidos, sino del mundo entero. Pero, ¿tanto?

Y lo peor son algunas de las explicaciones que he escuchado. “Es que es el primer presidente negro”. Se me revuelve el estómago cuando escucho eso. ¿Qué acaso la gente votó para elegir su presidente por el color de su piel? A mi me parecía que ese tipo de distinciones estaban ya superadas, y que los factores más importantes para elegir a un presidente deberían de ser la calidad de sus ideas, y de sus propuestas. Pero bueno, parece que no es del todo así.

La otra razón que comúnmente dan. “Es que implica un cambio, las cosas ahora si van a mejorar”. Comentarios como ese me hacen sentir como ir al teatro y aplaudir antes de que empiece la obra. No se, quizá soy yo ya el que está exagerando.

Y por último, el otro comentario que he escuchado es. “No es por Obama. Toda la fiesta es porque se fue Bush”. Y bueno, ese comentario es al menos más divertido, pero vamos, luego de Guatemala también está Guatepeor, así que yo diría mejor esperar un poco y ver cómo se van desarrollando las cosas.

Siendo sinceros, la verdad es que si me parece, o al menos igual tengo ‘esperanzas’, que Obama pinta para hacer un buen trabajo como presidente. Pero en general esta idea de andar haciendo fiesta antes de haber ganado el partido, como que no me acaba de convencer. O bueno, no se, ¿ustedes que opinan?

4 comentarios:

Dragonfly dijo...

Totalmente de acuerdo!! de hecho yo escribí un post al otro dia de las elecciones, porque aca en Mexico, tambien fue una verdadera locura, a mi me tocó vivir en el D.F. la noche del cambio de Fox... y guardando las debidas proporciones, me recordó mucho a ese evento, anyay!! tambien tengo ciertas esperanzas en Obama, pero si hay algo que Fox me enseñó es a no echar las campanas al vuelo...Antes de tiempo...Besos!!!

Dragonfly dijo...

anyay???? quiere decir anyway!! sigo en vacaciones cerebrales!!

AreLi dijo...

Una de las moralejas que extraje del Nombre de la Rosa fue lo siguiente. Existe un hecho: "Obamania". Para entender que esta pasando creamos teorías que suenan sensatas, tratamos de dar razones, recurrimos a experiencias o ejemplos, deducimos. Pero cada uno de esos \items pueden estar completamente errados, y si fueran verdad, nadie puede saber que en realidad es "la verdad". No existe "una explicación".
Ahora, creo entender lo que quieren decir cuando dicen "Es el primer presidente negro", pues está la historia del racismo en EU muestra que en otra época no hubiera acontecido así y por eso es "sorprendente".
A mi, con lo que nos describes en el blog, me parece interesante ver como Obama ya está haciendo "el sistema" funcionar: después de las divisiones que generan de las elecciones entre la población y los gastos que hicieron, parece que todos están con un "objetivo común" y comprando!!, que me parece positivo, porque creo que así es que funciona el mundo.
Pero insisto en que deberíamos limitarnos a describir hechos (tal vez ni eso hagamos bien), porque eso de entender...

juan antonio dijo...

Dragonfly, gracias por el comment! Y sip, como comenté, me recuerda mucho a cuando entro Fox. Pero igual, aun guardando las debidas proporciones, me parece que nosotros no hicimos tanto alboroto.

Areli! Gracias también por escribir! Y nada más por que me encanta discutir, aquí van algunos comentarios.

El argumento es cierto, nunca vamos a llegar a saber "la verdad" de nada (y si uno se pone hardcore es realmente *nada*, ni en matemáticas). Y es importante tener siempre eso presente, sobre todo cuando nuestras teorías o "explicaciones" resultan ser falsas.

Sin embargo no veo por qué eso deba detenernos a tratar de explicar las cosas, o tener que limitarnos simplemente a "describir el mundo". Vamos, "Ciencia" es precisamente ese juego de tratar de construir explicaciones de las cosas que nos rodean (y probarlas, y encontrar que son falsas, y buscar nuevas explicaciones, y probarlas, y ...). No me gusta en general la actitud que mucha gente tiene de "la verdad es que quien sabe, así que mejor ni opinemos".

Luego, ojo que, además, lo que yo describo, no son mis explicaciones al fenómeno de la "Obamania". El post es más bien una colección de explicaciones que otras personas me han dado, y mi opinión al respecto de esas explicaciones.

En particular sobre el punto de que "es el primer presidente negro", como tu misma dices, la explicación que usualmente me dan continua con algo sobre cómo es que eso hace algunos años habría sido imposible, de los conflictos raciales muy graves que se sufrieron en los Estados Unidos. Y entiendo incluso que algunos rezagos de ese racismo continúan afectando hoy en día a ese país. A mi, sin embargo, el hecho de que Obama sea "el primer presidente negro", me parece a lo más un elemento interesante y significativo de "trivia" de la política norteamericana, pero no realmente un motivo de "sorpresa" o de "fiesta". ¿Se debería de hacer menos fiesta si el color de la piel de Obama fuera otro?

Pero, por supuesto y como debería ser, mi opinión es lo que menos le podría importar a la gente cuando ellas se están formando sus propias opiniones.