lunes, 19 de noviembre de 2007

Sobre mi tesis y examen

Al final el post quedó un poco más largo de lo que esperaba pero, para quienes quieran la versión resumida: Mi examen estuvo tranquilo, duro poco más de una hora, y los examinadores me aprobaron con correcciones menores. Las correcciones ya están hechas y han sido también aprobadas. Lo único que sigue es que se impriman y empasten dos copias de la versión final de mi tesis para ser entregadas a la universidad. Para todos fines prácticos, ya soy doctor. :-D

Hace algunos días, justo después de terminar mi examen del doctorado, rápidamente dí a conocer en éste blog el resultado, correcciones menores, pero no me había tomado el tiempo para aclar un poco más, ¿qué significa eso?

Bueno, pues para empezar les platico un poco cómo estuvo ese día. Llegue a la universidad por la mañana aunque no demasiado temprano porque el examen sería en la tarde. Y pues estuve un rato en la computadora básicamente haciéndome el tonto que, por supuesto, nada de trabajo me cuesta.

En eso se apareció mi asesor, Andrei, y me preguntó que tal estaba yo de nervioso. “No mucho”. Me comentó también que él no iba a estar en mi examen pues, aunque si podría estar, no puede opinar ni comentar nada. Como quien dice sólo me dió la ‘bendición’ y me deseó suerte. En el examen sólo estaríamos entonces un examinador interno, uno externo y yo. En el examen tampoco tengo que hacer yo una presentación, básicamente solo llego me siento y espero a que los examinadores me hagan preguntas sobre mi tesis que ya leyeron.

Como mi asesor se dió cuenta de que no tenía yo mucho que hacer, me comenzó a platicar algunas ideas sobre como se podría continuar algo del trabajo que hicimos juntos en el doctorado. Poco después Andrei tuvo que salir a recoger al examinador externo, Joao, un profesor de la universidad de Southampton, que llegaba a la estación de trenes en Manchester.

Más tarde llegaron ambos, mi asesor junto con el externo, y después de intercambiar saludos nos dirigimos a uno de los salones donde Joao daría una plática sobre el trabajo de investigación que él hace actualmente. Antes de empezar la plática, Andrei me llamó a aparte: “Juan, tengo que hablar contigo.” Yo: “:-S” Andrei: “En el camino platiqué con Joao, me dice que le gustó mucho tu tesis. Eso es bueno, pues si enviamos la tesis a concurso él será posiblemente también quien la tenga que evaluar.”

Luego de la plática de Joao, quien nos habló de applicaciones de SAT en bioinformática, todavía lo entretuvimos un rato, en particular Nestan otra estudiante de Andrei, haciéndole más preguntas sobre su investigación. Finalmente, un poco más tarde llegó David, el examinador interno, a ‘rescatar’ a Joao y a prepararse para mi examen.

Entonces llegó la hora de la verdad.

Después de una breve introducción la primera pregunta fue de Joao: “En pocas palabras puedes describir, ¿cuál es el tema de tu tesis, y cuales fueron tus contribuciones principales?”. Supongo que por los nervios me costó mucho trabajo comenzar a contestar. Empezaron a salir palabras de mi boca que parecían tratar de formar una oración, pero que fallaban en el intento: “Eh, si en mi, eh, tesis, eh, se habla de varios temas, que, eh, son interesantes y pues, mm, creemos que, eh, mi asesor y yo creemos, que, ...”. Mientras que, simultáneamente, en mi cabeza se escuchaba otra conversación: “Juan, te hicieron una pregunta. Piensa en la respuesta, sólo estás diciendo palabras sin sentido. ¡Ya! ¡Deja de decir incoherencias! A ver, rápido, piensa. ¿Qué te preguntaron? Ah, si. ¡La tesis! Bueno, a ver que hicimos, veamos...”. Entonces afuera las oraciones comenzaron a tener más sentido y, más importante, a contestar en verdad lo que me habían preguntado.

Después Joao mismo admitió que le había gustado mucho mi tesis pero que su trabajo como examinador era hacerme sufrir y preguntarme cosas. Que tenía varios comentarios anotados sobre mi tesis y que podríamos irlos revisando capítulo por capítulo. Y así fuimos revisando toda la tesis aunque sin poder él mantener su promesa, a partir de ese momento ya prácticamente no me hizo más preguntas sino simples comentarios a los que yo respondía: “Claro, si”. David hacía muchos menos comentarios y, normalmente, sólo me apoyaba o defendía. Recuerdo que en algún momento Joao comentó que una noción que usaba yo en una definición no era muy clara, a lo que David interrumpió: “No, eso es estandar. Está bien, así se usa.”

Terminando el examen, que duró aproximadamente una hora y quince minutos, fue entonces que David me dijo: “Bien, pues en vista del trabajo que has presentado hemos decidido que la universidad te otorgue el grado de PhD sujeto a que se realicen algunas correcciones menores cómo las que te hemos señalado ahora.”

Para darles un poco de contexto los exámenes sulen durar desde una hora (lo que es raro) hasta más de 5 horas (también raro). Así que la mía fue en realidad rápida. En cuanto a los resultados, hay también varias posibilidades: Excelente, aprobado, no hay nada más que hacer (muy raro que se otorgue); Aprobado condicionado a correcciones menores (mi caso); Aprobado condicionado a correcciones mayores (en cuyo caso el examinador externo tendría que re-aprobar las correcciones hechas); No aprobado, hay que reescribir la tesis (y repetir el examen); No aprobado, hay que hacer más investigación; No aprobado, pero de consolación te podemos dar una maestría. No aprobado, gracias por participar.

Los tres primeros son considerados ‘buenos’ resultados pues ya aprobaste el examen. Las correcciones eran detalles que iban desde pequeños errores de dedo, un poco de gramática (sobre todo por parte de David), hasta cosas como agregar algunas referencias bibliográficas o reescribir un par de párrafos para mayor claridad.

Las correcciones las hice de hecho estando ya en México y, apenas el Viernes pasado, David me escribió un mail comentándome que aprobaba las correcciones hechas y que la tesis en su forma actual se puede ya entregar a la universidad para cumplir con todos los requisitos.

Lo único que falta ahora, una amiga en Manchester me va a hacer el favor, es que se impriman y empasten las dos copias oficiales de mi tesis que serán entregadas a la universidad. Hecho esto la universidad continúa con todos los trámites necesarios para que, aproximadamente en Diciembre, me sea enviado finalmente el título a México.

Y mis planes para el futuro igual siguen un poco inciertos. Estoy aplicando y buscando varias opciones, tanto en México como en el extranjero. Y pues esperando a ver cual de éstas cuaja primero y cual me conviene más.

4 comentarios:

Rous_lyn dijo...

Después de leer el abstract de tu examen..pues te quiero felicitar por el resultado. Después leí el post completo y te felicito por escribir tanto y haber estado consciente de todo lo que hiciste, con tantos nervios yo ya no hubiera recordado :)
Te felicito mucho, cuídate y un abrazo Dr. Juan Antonio Navarro Pérez :)

juan antonio dijo...

:) Muchas gracias Rosalyn.

Anónimo dijo...

HOLA

FUE ENTRETENIDISIMO LEER TUS COMENTARIOS, SOBRE TODO DARTE EL TIEMPO PARA ESCRIBIRLOS YA QUE CON LOS NERVIOS NO SÉ CÓMO RECORDABAS, HEEE MMM SÍ CLARO,HE MMM PUÉS...HEEEE JEJEJEJ, ME REI MUCHO, ME ALEGRO QUE TOO SALIERA BIEN, DESEAME LA MISMA SURTE A MÍ QUE COMIENZO MI TESIS.
UN BESO DESDE CHILE.
SALUDOS Y EXITOS!!

juan antonio dijo...

Hola Anónimo!

Gracias por tus comentarios, los saludos y uhm, pues por los besos! ;-)

Por supuesto te deseo también mucha suerte para tu tesis, esperemos que salga todo muy bien!

Ojalá encuentres otros posts que te parescan interesantes por aquí, y que veamos también más comentarios tuyos en el blog.

Saludos!