sábado, 22 de marzo de 2008

Mi nuevo departamento

Llevaba ya un buen rato de haber prometido este post, para contar mis aventuras buscando donde vivir aquí en Saarbrücken y cómo es que me he ido instalando. Así que bueno, sin más preámbulos, aquí está.

Como podrán algunos recordar, llegando a Saarbrücken me instalé temporalmente en una casa para visitantes del instituto, mientras me daba a la tarea de buscar departamentos en renta donde vivir. Según ésto, yo tenía como un mes para buscar departamento, lo que me parecía incluso bastante tiempo. Oh, que equivocado estaba yo. Después de tres semanas apenas pude ver cuatro departamentos (definitivamente el idioma fue un problema, pues para hacer citas tenía que pedir ayuda y eso definitivamente alentaba el proceso). Dos de ellos para nada me gustaron, y uno que si me había gustado bastante, a la hora de la hora me lo ganó alguien más.

Recuerdo mi primera impresión al ver el último de los departamentos. Mmm. está horrible. Las cosas que no me gustaban: Primero, estaba muy sucio. Aún vivía ahí la chava que estaba en ese departamento, estaba buscando de hecho alguien que tomara el contrato pues ella se quería cambiar, y tenía el lugar hecho un completo desmadre. Habían cajas vacías tiradas por todo el lugar. Basura en todos lados. Un desorden total. No bromeo, había una planta seca, no, no seca, muerta en el baño. Pero bueno, yo me decía a mi mismo: ‘Mi mismo, esto pues se limpia y ya’.

Segundo, es en un último piso, y los techos en las orillas de los cuartos están inclinados, haciendo que se desperdicie mucho espacio. En las esquinas es difícil poner muebles o, bueno, poner cualquier cosa. Y tercero, el baño es considerablemente pequeño y, estando en una de las esquinas, el problema se agrava debido a los techos inclinados del punto anterior. No me agradó tampoco el hecho de que en la regadera parecía difícil meter a más de una persona, if you know what I mean. Damn, incluso entrar una sola persona parece ya una tarea complicada.

Salvo esos tres puntos, el departamento estaba en general bastante bien. De muy buen tamaño (incluso un poco grande) y, eso sí, con una ubicación excelente, justo en el corazón de la ciudad de Saarbrücken. A un paso del río, y con una bonita vista a los callejones de la zona peatonal de la ciudad.

Pero bueno, como se me estaba terminando el tiempo, y tampoco tenía ya muchas opciones, decidí finalmente olvidarme de los puntos malos y tomar ese departamento. Para inicios del mes ya tenía yo las llaves aunque tuve que esperarme unos días más para poder mudarme. El problema: los departamentos y casas en Alemania se rentan, normalmente, sin amueblar. Así fue como empezó la iteración 0 de mi departamento, con un montón de cuartos... vacíos.



Sí, nótese que no tengo ni cocina, vaya, ¡ni fregadero para los trastes! Cuando aquí dicen sin amueblar, se lo toman en verdad muy en serio. De cualquier modo, debo decir que desde que me entregaron las llaves, y vi ya el departamento finalmente ¡limpio!, le comencé a agarrar mucho gusto. De entrada se veía mucho más amplio, y si le empecé a ver mucho potencial para irlo amueblando y dejarlo muy bien a mi gusto.

La primera iteración al irlo amueblando consistió en ir a Ikea, aparentemente la solución para comprar muebles en Alemania, para hacerme de una cama, un pequeño librero (que por lo pronto es mi ‘closet’) y una mesita para el comedor. El problema con los muebles de Ikea es que vienen desarmados (a cambio de ser un poco más baratos), y pues yo no tenía las herramientas adecuadas. De cualquier modo a partir de esa noche pude ya dormir por primera ves en mi departamento cuando menos en el colchón sobre el suelo.



Una semana después, ya que se me atravesó ese fin un viaje a Berlin, y gracias a la ayuda de Ale, sus amigas Vicky, María (y también el buen Max que nos prestó sus herramientas), pude comenzar a armar los muebles e irle dando un toque de ‘habitabilidad’ al departamento. Esa fue la segunda iteración, que resultó ser un completo éxito, casi.



El problema: resulta que los <!-- insert here your favorite swear word --> de Ikea, me dieron mal una de las piezas para la cama y pues, simplemente, no la pudimos terminar de armar. Uno de los soportes para el colchón debería de medir 80 cm y me dieron uno de 90. Citando a la empleada de Ikea cuando hicimos el reclamo: Well, Sheiße.

Definitivamente el paso a seguir era regresar a Ikea y pedir que me cambiaran dicha pieza. El problema es que ir a Ikea consiste en un viaje de al rededor de media hora para el cuál, además, tengo que reservar la camioneta del Instituto, que me prestan para poder echar ahí las cosas y transportarlas más fácilmente. Para no hacer el cuento más largo, pues me tuve que echar otra semana durmiendo en el colchón sobre el piso y con la cama a medio armar a mi lado.

Por esos días fui también a analizar opciones para contratar internet para el depa. Finalmente quienes más me convencieron fueron los de Kabel Deutschland, una compañía de cable quienes ofrecían conexión de buena velocidad a un precio razonable y, además, 6 meses de TV por cable ¡gratis!. Si, lo sé, caí en la trampa y pues contraté todo con ellos, el teléfono, el internet y la tele. Según esto me instalarán todo en el transcurso de la próxima semana pero, el nuevo problema ahora, es que necesito comprar una televisión.

Finalmente el jueves pasado tuve la oportunidad de ir de nuevo a Ikea a cambiar la pieza de la cama en cuestión, y pues aproveché también el viaje para comprar una mesita de noche, un mueble para la tele, y algunas otras cosas más chicas. Al final del día, y cómo aún me quedaban algunas horas antes de tener que regresar la camioneta, decidí que sería también buena idea comprar de una vez la tele, y pues me lancé junto con Ale y María a una tienda de electrónicos.

Estando ahí, viendo las teles disponibles, vi con tristeza a la prácticamente única que estaba dentro de mi presupuesto planeado. Mis palabras: “No. ¿Por qué? Está fea.” Estaba prácticamente resignado a comprarme esa, finalmente siempre he tenido ganas de comprarme una tele realmente grande y chida, así que pues esta podría ser por mientras. Sin embargo Ale encontró otra tele, mucho más bonita y si algo más cara aunque finalmente a buen precio, y pues me hizo cocowash hasta que me convencí en comprarla. Finalmente es cierto, esta tele más decentita me la podría comprar fácil en poco tiempo (tampoco es que necesitara ahorrar demasiado) y pues que caso tenía comprar una tele fea que no me gustaba. Así que bueno, después de otra pequeña sesión de armado de muebles, aquí está la tercera iteración del amueblado de mi departamento.



Lo que sigue (después de terminar el mes comiendo sólo atún pero, eso si, viendo tele) es yo creo ponerle finalmente la cocina (que ese si va a ser un buen gastito!), y luego más adelante pues sillones y algún sofá-cama para las visitas. Necesito también una lavadora, un escritorio, uff, y mejor ya ni le sigo porque se me hace que a este ritmo terminaré de amueblar ya para cuando tenga que dejar el departamento!

Como sea pues les puedo comentar que estoy muy pero muy contento. Tenía ya en verdad muchas ganas de entrar en esta etapa de mi vida, de ir comprándome mis cosas, de ir armando mi espacio donde voy a vivir. Hay sólo un detallito que falta para que ésto fuera todo perfecto, pero bueno, la gente insiste en decirme que todo llega a su tiempo.

5 comentarios:

Ariadna dijo...

hay dos comentarios, jajajaj, uno donde dices "If you know what I mean" jajaja, quieres que en la ducha esten mas de dos personas,jajajajja, esas es tu intención verdad, por eso se te hace pequeña. Asi era la de la casa de los tios de Torsten, después te mando una pic.

Lo segundo es acerca de lo último que escribes. El detalle que dicen que esperes, mmmm, el detalle mas grande eres TU, asi que si lo tienes. No quieras volar cuando apenas te estan saliendo plumitas, jajajaja, pero si entendí lo ultimo. DONT WORRY BE HAPPY

Hekanibru dijo...

"No me agradó tampoco el hecho de que en la regadera parecía difícil meter a más de una persona, if you know what I mean"

Hell I do! That sucks man!

Jejeje, pero qué chido, finalmente algo mejor que los shitholes de Manchester :D.

Linda dijo...

Felicidades!! Tu flat se ve de lo mas chido. Ya lo iras llenando!! Y esta gigante!! Yo vivo en un mini studio flat que es micro y no le cabe ni un escritorio :(!!!

Y no te olvides de presentarnos la siguiente iteracion, cuando ya la cocina este mejor armanda ;)

Saludos!!!

Linda dijo...

Hey, se me olvido preguntarte. Oye, note que tu blog se titula extra-oficialmente Slusho! y ayer cuando me estaba recetando un episodio de Alias, salio exactamente el nombre. Alguna relacion???

juan antonio dijo...

Ari: No! No más de dos, con dos personas es suficiente ;-) Y, sip, no me preocupo y pues trato de ser paciente. :-)

Heka: Jaja, pues sí, aunque mejor que los shitholes de Manchester era muy fácil.

Linda: Gracias también por tus comentarios, y sip, los tendré al tanto de las siguientes iteraciones.

En cuanto a lo del "sub-título" del blog, suelo cambiarlo de cuando en cuando a, más o menos, palabras o frases sin mucho sentido. En el caso de Slusho! yo lo puse por la publicidad viral de Cloverfield.