lunes, 10 de mayo de 2010

¿Se puede 'arreglar' la democracia?

Hace un par de meses argumentaba yo aquí en el blog que la democracia no funciona y, peor aún, que nunca iba a funcionar.

En breve el argumento era que la democracia es un sistema donde se hace lo que diga ‘la mayoría’ y que, sin embargo, ‘la mayoría’ no tenemos siempre la preparación para decidir qué es ‘lo mejor’ o lo que ‘más nos conviene’ a todos como sociedad. En los comentarios de ese post Rochy apuntaba que, además, está el problema de definir qué se supone que sea ‘lo mejor’ para todos.

Hoy, sin embargo, estaba leyendo mi feed de artículos y me encontré con una pieza interesante de Ben Goldacre sobre los verdaderos nerds políticos. Y se me ocurrió una idea que, si bien no es la solución a todos los males, me parece que sí podría ayudar a mejorar bastante la situación.

Antes de continuar reitero la advertencia de que este es un tema del que yo no tengo ni la más remota idea, así que no se extrañen si lo que sigue es pura incoherencia.

Como quizá algunos de ustedes se habrán enterado, recientemente hubieron elecciones en el Reino Unido, y Ben en su artículo hace una recuento sobre algunos proyectos interesantes que varios “nerds de la política” han estado llevando acabo para facilitar el acceso a todo tipo de información sobre las elecciones y la vida política de su país. Un grupo de voluntarios, por ejemplo, mantienen en cierto estilo ‘Wikipedia’ una lista de todos miembros del parlamento inglés junto con los votos que esos políticos han hecho cuando se discuten asuntos en el parlamento. Otro grupo, plantea la posibilidad de crear un estándar de ‘etiquetas semánticas’ que las autoridades locales usen para reportar los resultados de las elecciones en sus páginas web, y que estos datos puedan ser entonces fácilmente extraídos, procesados y analizados utilizando computadoras.

En efecto Ben Goldacre usó la palabra adecuada y todo esto suena bastante nerd. Pero el punto clave que estas iniciativas tienen en común es el exponer y brindar un más fácil acceso a toda esta información política para que estadísticos, políticos teóricos y (en sus propias palabras) cualquier “adolescente técnicamente capaz” pueda estudiarla y analizarla. La idea entonces, por supuesto, es que a mayor conocimiento y análisis objetivo sobre las decisiones de los políticos, se puedan tomar mejores decisiones para elegir a los futuros políticos (respecto a sus respectivas propuestas).

En mi post anterior yo argumentaba que, muy probablemente, la población iba a estar siempre dominada por personas que no tienen la formación/preparación suficiente para tomar la ‘mejor decisión’ (lo que quiera que eso signifique). Y aunque las ideas propuestas por estos voluntarios no van a hacer a nadie ‘más inteligente’, si pueden ‘bajar la barra’ y hacer accesible el estudio objetivo de la política a una mayor cantidad de personas.

Quizá no todos tenemos que entender y saber de política, pero si “unos cuantos nerds” se dan a la tarea de realizar este ejercicio y hacernos llegar—cuando menos via discusión en blogs y redes sociales; y cuando menos en forma destilada de ‘divulgación’—los resultados de estos estudios, ¿podríamos ser la población en general capaces de tomar mejores decisiones?

¿Qué opinan? ¿Puede la tecnología ayudarnos a ‘arreglar’ la democracia? ¿Funcionarían iniciativas similares en México? ¿O sólo estoy de nuevo yo aquí con mis ilusas esperanzas en la humanidad? :P

2 comentarios:

Valdo dijo...

Creo qUe mucho depende del sistema político del que estemos hablando. Es decir, en un sistema como el de UK o el mismo US en donde políticos pueden ser reelegidos, la información que mencionas podría tener un impacto importante pq la gente podría tomar decisiones mejor informadas (ie tomando en cuenta como voto un candidato en un tema importante para tu). En esos sistemas existe un castigo por hacer las cosas mal, en el nuestro no. Muchos políticos van con la idea de aprovechar mejor su periodo y listo todo queda ahí.

Aun así podría ser útil en Mexico si se impide a políticos moverse a lugares de mayor prominencia si en el pasado lo hicieron mal. A fin de cuentas la política es una cosa de carrera.

(escrito en el cel por si algo no se entiende)

juan antonio dijo...

Sorry por la respuesta mil años después, pero sí, totalmente de acuerdo contigo. La posible ventaja de aplicar algo así en México es llevando un registro más estricto de los políticos a lo largo de su carrera, así cuando alguno se quiere lanzar de presidente tenemos una idea más clara de su forma de pensar (¡y que tan seguido cambia!), además de que podemos pedir cuentas al final de su periodo.

En fin, a ver si algún día podemos ver aunque sea lo mínimo de esto como una realidad. Saludos!