sábado, 1 de mayo de 2010

Enfrentando al cáncer

El tema del día de hoy puede ser algo fuerte, pero creo que no se puede enfrentar de otra manera.

Imagina por un momento que ha pasado ya algún tiempo en que te has estado sintiendo algo mal, últimamente has perdido el apetito y has estado también bajando mucho de peso. Entonces empiezas tener dolores frecuentes en el abdomen, y decides que es tiempo de ir a visitar al médico.

Desde el principio el médico se muestra algo reservado, y te manda a hacer una tomografía computarizada en el área del abdomen. Los resultados llegan unos días después. Tu médico los analiza, decide también que los tiene que discutir con algunos otros colegas especialistas, y finalmente te confirma lo que tu ya habías comenzado a sospechar: tienes cáncer.

El médico te explica los detalles, que el resultado de la tomografía muestra una formación de tejido neoplásico alrededor del páncreas, que este tejido se puede reconocer como un tumor adenocarcinoma. Te explica también que afecciones como éstas suelen pasar por mucho tiempo sin síntomas y, cómo en tu caso, ahora que lo han detectado se encuentra ya en un estado muy avanzado.

El médico habla pero tu no entiendes ya nada. Desde que mencionó aquella palabra tu pensamiento se nubló completamente, de pronto piensas en tu familia, en todos tus planes y los sueños que aún tenías por realizar en tu vida, en todas las tantas razones que tienes aún para vivir. “Pero, ¿me voy a morir? ¿no tiene cura?”

Entonces viene la segunda ola de información: En algunos casos es posible tratar este tipo de cáncer con cirugía removiendo el tumor y la parte afectada de la cabeza del pancreas. Desafortunadamente ese no es tu caso y, como ocurre la mayoría de las veces, el tumor es irresecable. Lo único que procede es iniciar un tratamiento paliativo con quimioterapia para tratar de ofrecerte la mejor calidad de vida posible.

Tu mente no entiende nada de lo que el doctor está diciendo, pero el mensaje parece claro. “¿O sea que ...? ¿Cuanto tiempo me queda?”

Se te explica entonces que en estos casos el tratamiento con quimioterapia suele ayudar a los pacientes a mejorar su calidad de vida, y darles un modesto beneficio de supervivencia. En casos como los tuyos, y según el nivel de avance de tu padecimiento, las personas suelen vivir entre unos 6 y 18 meses. Son escasos los casos de quienes han sobrevivido por más de 2 años.

Te encuentras emocionalmente destruido. Hace unos días tu futuro estaba lleno de planes e ilusiones, y ahora los mejores pronósticos no parecen darte mucho más que un año de vida.

Pides una segunda opinión, pero el nuevo médico coincide también con el diagnóstico. Comienzas a hablar también con tus amigos, a investigar por tu cuenta, buscas información en internet, quieres saber todo lo que puedas sobre esta enfermedad. Escuchas también horribles historias y anécdotas sobre lo terrible y doloroso que se puede ser el someterse a una quimioterapia ¿Qué es lo que puedes hacer?

Entonces un conocido te comenta algo sobre un tratamiento que escuchó y que, quizá, podrías intentar. Es un tratamiento de un famoso doctor en Nueva York, el Dr. Gonzalez. Lo mejor es que el tratamiento es natural, no tienen que meterle químicos a tu cuerpo, y se basa únicamente una dieta especial para asegurarse que tu cuerpo tenga todos los nutrientes que necesita, así como de suplementos alimenticios y unas cápsulas de enzimas pancreáticas que tienen un efecto anti-cancerígeno. Parte del tratamiento incluye también sesiones con enemas de café para ‘detoxificar’ al cuerpo y liberarlo de desechos metabólicos que están causando tus síntomas. El Dr. Gonzalez tiene incluso, una página en Internet donde explica todo esto.

La alternativa suena prometedora, y tu nuevo amigo te platica también sobre anécdotas de casos que sobrevivieron no meses, sino hasta más de 4 años! Sobre todo con una mucho mejor calidad de vida, ya que no tenían que someter su cuerpo a los desgastes terribles de la quimioterapia.

Hablas con tus familiares y amigos sobre esta nueva terapia. Algunos de ellos se muestran realmente contentos y esperanzados de lo que esta terapia podría hacer por ti. Algunos otros amigos se muestran más bien un poco escépticos y te recomiendan pensar y analizar muy bien las cosas. Pero, en esta situación ¿qué tienes que perder?

Ahora tú puedes elegir como continúa esta historia...

6 comentarios:

Zhoelle dijo...

En la última semana me he enterado de dos casos una ex compañera de trabajo y un ex alumno, que tienen cáncer. Leer tu post es revivir lo que me han contado sobre ellos hace unas semanas. Ambos están en etapas avanzadas, ambos tienen pocas alternativas de vida. La primera de ellas se jubiló hace dos años. El segundo no tiene más de diez años.

En esta semana supe de un amigo cibernético a quien estimé mucho que murió el 12 de abril a causa del cáncer.

Tengo otra amiga que hace una semana me dijo que tiene cáncer cérvico uterino. Me aterra pensar que el cáncer nos está invadiendo.

juan antonio dijo...

Zhoelle, gracias por tu comentario y por compartir las experiencias que comentas. El cáncer es definitivamente una de las peores enfermedades a las que la humanidad nos enfrentamos en la actualidad.

Y no me consuela, pero por lo menos me da un poco de esperanza, el saber la cantidad de tecnología e investigación que se está invirtiendo en tratar de entender mejor a esta enfermedad, y hacer cada vez más por controlar y aminorar sus efectos en las personas a quienes afecta.

Anónimo dijo...

Es algo díficil enfrentarse a eso, se cuando alguien te dice que tienes algún mal de este tipo.

Espero que no seas tu, pero debes de tener y mantener la fé. En lo que sea, en la vida, lo importante, creo que es eso.

Siempre he pensado, el vivir, es vivir cada momento como si fuera el último que tengas.

juan antonio dijo...

Anónimo, muchas gracias por tu comentario. Afortunadamente, en este momento, yo no estoy enfrentando esta difícil situación. Sin embargo la intención de este post era explorar un poco la situación y las decisiones que muchas personas, quienes sí se enfrentan a esta terrible enfermedad, tienen que tomar.

En efecto, como lo comentas, yo creo algo que siempre debemos procurar es aprovechar al máximo y exprimir lo más que se pueda a esta, nuestra vida.

AreLi dijo...

Los "problemas" de la investigación del cáncer según Jorge Cham resumido en un "comic":


Siempre hay que estar muy atentos y definitivamente condenar gente que lucre con tratamientos que no funcionan. Ya me has convencido que esto pasa muchísimo con los que se esconden tras la etiqueta de "naturales". No me equivoco si digo que es uno de tus hobbies favoritos.

No sé puede condenar a nadie porque su idea no funcione (aunque en medicina es realmente conplicado no condenar porque de por medio están vidas). Pero si "no funciona" se tiene que saber y rápido. Tardaron 5 años! Qué rabia!

También creo que en unos años tendremos mejores respuestas, las de hoy son primitivas. A mi me gustaría sobre todo saber como evitar tomar un camino que me haga más propensa al cáncer. Por ahora los estudios hasta se contradicen. Pero ahí la llevamos. Las investigaciones en todas las direcciones avanzan... =)

juan antonio dijo...

Areli, pues si, completamente de acuerdo con tu comentario. Me encanta la liga al "comic" que compartes, pues explica de una manera muy clara y concisa cual es el problema con tratar de "curar" al cancer. En el blog de Neurologica está también este otro artículo que expresa la misma idea y entra un poco más en los detalles.

Steve Novella, el autor, comenta incluso que se ha dado un gran avance en controlar y tratar varios casos de la enfermedad, sin embargo los avances son lentos y en pequeños pasos. Más aún, es de su opinión que los adelantos se van a seguir dando de igual manera, y que es poco probable (a pesar de lo que los medios y muchos de nosotros quisiéramos esperar) que se vaya a dar algún descubrimiento "clave" que vaya a curar a todos los cánceres de un día para otro.

Y no, no te equivocas. Uno de mis hobbies favoritos ;-)