jueves, 2 de abril de 2009

Redes Sociales

El martes pasado tuve la oportunidad de asistir a un workshop sobre investigación en redes sociales. Si, redes sociales, como Facebook, YouTube y Flickr. Y si, investigación, como la que se hace en universidades, centros e institutos de, uhm, investigación. Hasta hace poco más de un año no me había siquiera pasado por la mente que se pudiera hacer investigación en esta área. Después de pensarlo un poco, y de ir conociendo un poco más sobre el tema, me parece increíble la gran cantidad de problemas de investigación que se encuentran aquí: seguridad, privacidad, sistemas, redes, almacenamiento y distribución de datos, diseminación y popularidad de contenido, interfaces humano-computadora, minería de datos, sociología, psicología, y un gran pero gran etc.

En el MPI-SWS, donde trabajo, hay de hecho un grupo fuerte de investigadores trabajando en esta área. Y de estar atendiendo yo a sus pláticas y presentaciones, aunado al hecho de que la mitad de mi vida la pierdo de por si en redes sociales, fue que me fui interesando cada vez más en la investigación que hacen. Ya tuve incluso mi primer ‘pinino’ en el área: un trabajo sencillo pero interesante—que vamos a presentar en Mayo—en el contexto de blogs y sobre cómo videos de YouTube se esparcen por la “red de blogs”. Pero bueno, el recuento detallado del artículo y de los resultados que encontramos los prometo para otro post en unos días más. (Ya lo quiero escribir, pero mi co-autora sigue haciendo cambios y correcciones “de estilo” al artículo, y me quiero esperar a tener la versión definitiva.)

Este post es, por lo pronto, sobre algunas de mis experiencias en el workshop y, en particular, uno que me pareció el mejor de los trabajos presentados. El trabajo lleva el título de “Eight friends are enough” (Ocho amigos son suficientes) de Joseph Bonneau, Jonathan Anderson, Ross Anderson, y Frank Stajano de la Universidad de Cambridge [1]. Veamos de que se trata. Quizá algunos de ustedes han notado que, si buscas el nombre de alguna persona en Google, es probable que te encuentres con alguna información sobre su perfil en Facebook.


Esto es posible ya que Facebook, por default, publica una versión ‘pública’ de tu perfil. El perfil incluye datos básicos sobre ti: tu nombre, la foto de tu perfil, la región a que perteneces, algunas de tus páginas favoritas, y una selección al azar de 8 de tus amigos. La idea de estos perfiles públicos es que tus amigos o familiares te puedan encontrar buscando tu nombre en Google, y la lista de 8 amigos es para ayudar a darles una idea sobre si la persona que encontraron eres tú, o quizá es alguien más que tiene un nombre parecido.

El que si los perfiles públicos son o no una buena idea, es definitivamente un punto interesante, pero que no discutiré en este post. Lo único que voy a comentar es que: (1) yo si tengo perfil público y (2) si no te gusta la idea, puedes eliminar este perfil en las opciones de Facebook.

Regresando a lo interesante en este momento, que es sobre el artículo presentado en el workshop, es que los investigadores de Cambridge se preguntaron: “¿Será posible obtener, a partir de los 8 amigos que se muestran en el perfil público, alguna información sobre la estructura real de la red de amigos en Facebook?”

En primera instancia parece que no puedas extraer mucha información sobre mi si te digo quienes son 8 de mis 227 amigos en Facebook. Sin embargo, hay un punto interesante a notar: es probable que en algunos de los perfiles públicos de mis 227 amigos, aparezca yo listado como uno de sus amigos. Esto no te va a servir para obtener la lista completa de mis amigos (ni en general tampoco para obtener la red completa de amigos en Facebook) pero si parece estar dando algo más de información de la que aparentaba en un principio.

Por supuesto, el problema es aún más interesante cuando se plantea de forma general y en términos un poco más matemáticos: “¿Qué tanta información se puede extraer sobre un grafo (una colección de nodos y aristas) cuando sólo tienes acceso a k vecinos (determinados al azar) de cada nodo?”

Los autores encontraron que (usando diversos trucos y algoritmos de grafos) es posible aproximar con buena exactitud, propiedades interesantes del grafo como: número de vecinos (amigos), centralidad de los nodos, conjuntos dominantes (conjunto pequeño de nodos cuyos vecinos cubren toda la red), rutas cortas entre nodos, y comunidades en la red.

Sobre el porqué estas preguntas “matemáticas” son interesantes en el “mundo real” considera lo siguiente: Alguien malicioso podría tratar de comprometer las cuentas (robar sus passwords) de los usuarios en un conjunto dominante de la red, y usarlas para difundir spam entre la mayor cantidad de usuarios en Facebook y con el menor esfuerzo posible. Nodos centrales, por otra parte, pueden ser utilizados para interceptar, con alta probabilidad, la mayoría de los mensajes que recorren la red.

Muy interesante fue que los investigadores asistentes al workshop inmediatamente comenzaron a proponer, discutir y debatir diferentes ideas sobre cómo modificar los perfiles públicos de Facebook para poder seguir mostrando 8 amigos pero sin exponer, al mismo tiempo, tanta información sobre la red de amigos. ¿Elegir amigos al azar, pero con preferencia a ‘ciertos’ tipos de amigos? ¿Incluir algunos amigos ‘falsos’? ¿Incluir una mezcla de amigos directos, y amigos de amigos? ¿Limitar el número de perfiles en los que una persona aparece como “amigo de”? Algunas de estas ideas parecen funcionar, en el sentido de que los métodos de Bonneau, et al ya no serían aplicables, o darían resultados imprecisos, pero pueden traer otros problemas prácticos (¡yo no quiero amigos falsos en mi perfil!) o técnicos (difíciles o costosos de implementar). De cualquier modo, esto dará definitivamente para algo más de investigación muy interesante al respecto. I love research.

Como otra nota curiosa, y ya para ir terminando este post, les comento que me tocó compartir habitación con uno de los empleados de Facebook que trabaja en el equipo de seguridad (previniendo y reaccionando cuando hay ataques de spam o cuentas robadas). Respecto a los cambios recientes en el “Nuevo Facebook” comentó que tuvieron, de hecho, una activa discusión dentro de la empresa sobre los cambios que implementar. No tanto sobre el diseño o “las esquinas redondas” en las fotos, que tristemente parece ser lo único que los “quejosos del Nuevo Facebook” parecen notar, sino sobre la funcionalidad de un componente importante: la News Feed.

Una fracción de los empleados proponían mantener y mejorar una feed “inteligente” que te muestra más noticias sobre los amigos con los que más interactúas, y con controles para “ajustar” los tipos de noticias que prefieres recibir y de cuales de tus amigos (e.g. un poco más de este amigo, un poco menos de este otro). La otra fracción, argumentando que los usuarios de Facebook son “tontos” y no entienden (ni les interesan) estas listas inteligentes, proponían una feed “tonta” que simplemente mostrara, en tiempo real, todas las noticias, de todos tus amigos, con filtros “simples” por grupos de amigos o por tipos de noticias. ¿Adivinen quienes ganaron la discusión? Si, la feed que tenemos ahora muestra las noticias en tiempo real.

5 comentarios:

Hekanibru dijo...

Suena muy interesante! De hecho hay algunos proyectos en los que probablemente vaya a estar involucrado en Tokio, que están relacionados con el estudio de las redes sociales en el contexto del Web semántico :D.

Darth Tradd dijo...

I knew it!! La feed actual en Facebook es bastante ilógica. Muy interesante post, Juan.

Saludos!

Dragonfly dijo...

Hola Juan..!!!

Pase a saludarte, coincido con mis antecesores es un post muy interesante, me has despejado algunas dudas!! te leo...

Un beso

Linda dijo...

Me gustó mucho tu post ;). No me sorprende que las redes sociales sean materia de investigación, dado a que presentan una nueva arena para perseguir diferentes problemas usando las herramientas de la matemática.

No me sorprende lo de la feed. A mí me choca porque es como un twitter incorporando todo a la vez. Very messy. Qué puedo decir.

Felices vagaciones

juan antonio dijo...

Hola! Gracias a todos por los comentarios! Creo que es de los primeros posts sobre "ciencia" y "matemáticas" que parecen no ser tan aburridos, jeje.